Comentarios de libros, charlas y seminarios periodísticos

Entradas etiquetadas como ‘cibermedios’

La cercanía del problema

 

El recorte de gastos que han sufrido la mayor parte de los periódicos  de índole local, provincial y nacional, ha supuesto una disminución masiva de periodistas en activo. Producir información sale caro. Esta situación deriva en la imposibilidad que las redacciones tienen para cubrir todo suceso o evento diario, lo que implica que cada vez se recurra, con mayor frecuencia, a las notas de agencias de noticias u oficinas de comunicación de instituciones. A su vez, estas empresas ya salen beneficiadas mediante sus notas de prensa y no tienen que recurrir a las inserciones publicitarias para que su presencia quede latente entre los ciudadanos.

La situación, focalizada al ámbito local aumenta en gravedad. Este tipo de periodismo encuentra su razón de ser en lo emotivo, lo cercano y lo conocido para el lector. Entonces, ¿el gran fallo reside en que, por falta de recursos, el periodista local no se acerca lo suficiente a la información que el ciudadano reclama o, si lo hace, no puede publicarse a diario por esta misma razón?

El periódico Ciudad de Alcoy acerca a los habitantes de esta localidad amplia información sobre la misma. Desde extensos reportajes sobre importantes obras públicas que se encuentran en ejecución hasta el más mínimo detalle de lo que sucede en el ámbito de la política alcoyana. Sin embargo, el Ciudad no se encuentra en el quiosco todos los días.   Los miércoles y viernes el diario no se edita y, durante el verano, tras finalizar la liga de fútbol, tampoco ve la luz los lunes. Además, la edición digital hay que abonarla mediante SMS.

Una de las bazas favorables al periodismo local recae en la facilidad con la que cualquiera puede convertirse en prosumer. La fabricación y el consumo de información del entorno de cada uno, de manera digital y mediante redes sociales, principalmente, puede que ayude a concluir esta crisis.

Paula Cortés Romá

Anuncios

Conciencia 2.0

Durante la hegemonía del papel, la oferta informativa ha estado supeditada a un número de páginas y prácticamente todos los periódicos ofrecían la misma información. Ahora, el lector decide. Gracias a los RSS, Google y las grandes redes sociales como Facebook y Twitter, el usuario-consumidor de noticias se convierte en el gestor de su propia información.

Internet supondrá, en un futuro próximo, la extinción del reinado del papel. ¿Cuándo llegará ese momento? Cuando la rentabilidad llegue a la web, ya sea a través de contenidos pay per view (sin mucho éxito todavía) o cuando la publicidad sea suficiente para sustentar un cibermedio. El gran problema de la comunidad digital sigue siendo la alta competencia luchando por una misma audiencia. Por eso el futuro del periodismo online está en la información concretada a un determinado nicho de especialización y el periodismo hiperlocal, que ya triunfa en EE.UU y comienza a despuntar en grandes ciudades de España; así como en la participación de los ciudadanos en la creación de noticias.

Pero en España aún queda mucho por hacer. Las ediciones digitales de los grandes medios como El País o El Mundo no han sabido adaptar sus contenidos a la web. A menudo se puede encontrar la misma noticia en papel que online y pueden llegar a ser textos muy largos y farragosos para leer en un medio en el que prima la inmediatez y la brevedad. Además, la participación ciudadana no está tan arraigada como en EE.UU y es fundamental para terminar de formar esta conciencia 2.0 necesaria para el éxito del periodismo del futuro, un futuro que pasa por la información de calidad, especializada y capaz de diferenciarse del resto para convertirse en seña de identidad de su medio, en la expresión de una marca.